474. ‑ Nadie se atreva a pegar arbitrariamente a otro.

Debe evitarse en el monasterio toda ocasión de iniciativa temeraria70, 1. El capítulo 70 es como el complemente del anterior. La finalidad de este capítulo, como la del anterior es…

Continuar leyendo474. ‑ Nadie se atreva a pegar arbitrariamente a otro.

473. ‑ Que nadie se atreva a defender a otro en el monasterio.

Debe evitarse que por ningún motivo se tome un monje la libertad de defender a otro en el monasterio o de constituirse en su protector en cualquier sentido. 69, 1…

Continuar leyendo473. ‑ Que nadie se atreva a defender a otro en el monasterio.

471.‑ Si a un hermano le mandan cosas imposibles. 68.

No hay nada que no sea infinitamente venerable en la Regla. Con todo, las últimas páginas escritas por nuestro bienaventurado Padre en la plenitud de sus años, de su conocimiento…

Continuar leyendo471.‑ Si a un hermano le mandan cosas imposibles. 68.